Tratamiento de la autoestima con hipnosis

Tratamiento de la autoestima con hipnosis.png

¿Alguna vez has sentido deseos de lograr algo pero escuchas una “vocecita interna” que te asegura que, hagas lo que hagas, no podrás lograrlo? ¿O que no eres lo suficientemente bueno/guapo/inteligente en comparación con los demás?

Esa pequeña voz se hace cada vez más fuerte, hasta hacerse presente en todos y cada uno de nuestros días. Nos critica constantemente acción o decisión que tomamos y nos hace tenernos en constante guerra con nosotros mismos.

Pues es bueno que sepas que no eres el único que ha experimentado esa terrible y frustrante sensación de insuficiencia, es algo más común de lo que piensas y se denomina como baja autoestima.

La baja autoestima o falta de ella es un problema que tiene origen en nuestra mente subconsciente. Nuestro cerebro nos hace sentir inferiores, inseguros sobre las capacidades que poseemos, y sin valor alguno.

Es una patología que no nos permite expresarnos ni ser lo que/cómo queremos ser, ni hacer lo que deseamos puesto que sentimos que no somos capaces de lograr aquello que nos proponemos.

La falta de autoestima se manifiesta constantemente, en forma de sentimientos y pensamientos negativos y estrés, inseguridad, ansiedad, pánico, desdicha, tristeza, y en ocasiones incluso depresión severa.

Lo queramos o no, se trata de un trastorno que todos hemos padecido al menos una vez en nuestra vida, y que afecta de manera negativa nuestras relaciones inter e intrapersonales, y directamente la manera en cómo nos sentimos y la manera en la que percibimos la felicidad.

Cómo nos afecta la baja autoestima

Pero hay personas que nunca están contentas consigo mismas, pues la falta de autoestima se vuelve una patología y se caracteriza por ser un bloqueo psicológico que nos hace sentir frustrados y desconfiados, entre otros problemas emocionales.

Como todo esto influye en nuestra vida cotidiana, resulta imperante poner manos a la obra para trabajar en el aumento de autoestima y comenzar a aceptarnos y querernos a nosotros mismos y a todo aquello que nos rodea.

Y es que diversos estudios han demostrado que las personas que sufren de baja autoestima tienen un mal desempeño en su vida social y laboral, y sus relaciones personales son insatisfactorias y en ocasiones inexistentes.

Aumentar la autoestima con hipnosis

Pero todo eso puede cambiar gracias a la hipnosis para aumentar la autoestima, una herramienta que te permite cambiar la manera en que te ves a ti mismo y también acallar ese “voz interna” que de a poco destruye tu autovaloración.

Aunque en ocasiones parezca difícil de creer, la mayoría de las personas sienten inseguridades a diario. La única diferencia es que algunas consisten trabajar su confianza y mejorar la autoestima con la ayuda de diversos ejercicios y técnicas.

El tratamiento de la autoestima con hipnosis se ha vuelto un método muy popular que aumenta la confianza en ti mismo de una manera rápida y sencilla, por medio de la sustitución de sentimientos subconscientes negativos por emociones y sensaciones positivas.

En este sentido, tenemos que la hipnosis consigue “meterse” en nuestro subconsciente mientras nos encontramos en estado de trance, y deja en él mensajes positivos a través del reconocimiento y valoración de las cosas que se nos dan bien por naturaleza.

Al emplear técnicas de relajación, también logras minimizar los síntomas de ansiedad y miedo, por lo que se incrementan de manera automática los niveles de confianza.

Mejorar la autoestima con hipnosis no solo te ayudará a mejorar en el ámbito profesional sino también las relaciones amorosas, amistades, tu paz interior y la manera como te proyectas ante el mundo. Recuerda que para que otros te aprecien, primero debes hacerlo tú.

Tu autoestima no es más que los sentimientos y pensamientos que tienes de ti mismo y debes procurar que estos sean positivos para lograr así un equilibrio mente-cuerpo. Intenta enfocarte siempre en aquello que haces bien, en las cosas y características que más te gustan de tu persona.

Recuerda que, aunque se piense lo contrario, una autoestima alta no está estrechamente ligada con tu apariencia física sino más bien en la forma en la que te refieres sobre ti mismo y la confianza que te tienes cuando buscas alcanzar cualquier objetivo que te propones.