Saltar al contenido

Cómo desarrollar un buen manejo emocional

manejo emocional

Todos vimos cómo al aparecer en 1990 el término inteligencia emocional se le comenzó a considerar una especie de superpoder. Esto, porque se notó que las personas que la poseían eran capaces de identificar diversos estados emocionales y tenían un extraordinario manejo emocional.

Pero además de todo esto, resulta que esta clase de personas era incluso capaz de contactar con las demás personas a un nivel personal sin necesidad de conocerlas demasiado, logrando apoyarlas y eliminar grandes niveles de estrés.

Te invitamos a que revises el tema sobre  Beneficios de ser una persona Proactiva

Y, su dominio del lenguaje corporal y capacidad de descifrarlo ¡los hicieron resaltar! De ahí que hoy en día no hagamos otra cosa que preguntarnos ¿cómo desarrollar un buen manejo emocional?

Por eso hoy te traemos una serie de pasos que, si lo sigues al pie de la letra ¡te aseguramos te permitirán desarrollar un manejo emocional excepcional!

¿Cómo desarrollar un buen manejo emocional?

#1 Aprende a detectar las emociones que mueven los actos de las personas.

El primer paso para poder desarrollar un manejo emocional eficaz es comprender que todos nuestros actos son movidos por las emociones que nos dominan, así que entender cómo ellas influyen sobre nosotros nos permitirá controlarlos.

Por ejemplo, cuando algo te haga sentir o actuar de una forma muy específica detente y piensa en qué está pasando. Un clásico ejemplo es que, cuando nos molestamos, solemos gritar.

Si te detienes y piensas en qué te hace reaccionar, evitarás la reacción y así controlarás por completo la situación.

#2 Aprende algo de teoría emocional.

Sino conoces las cosas entonces no sabrás que está pasando. Así que sienta e investiga un poco acerca de las emociones más básicas, que algunos autores clasifican en seis y otros en cuatro, pero que en esencia son miedo, tristeza, enfado y alegría (sorpresa y angustia son las otras dos que se anexan).

motivación manejo emocional pensamientos positivos ideas

Esto te permitirá ser cada vez más específico al clasificar lo que sientes, pues de estas emociones se derivan todas las demás y así podrás decir “estoy enojado” “estoy colérico” “enamorado”, etc.

#3 Descubre qué le pasa a los demás con su lenguaje corporal.

Una buena forma de hacerlo es empezar por compararlos contigo. Fíjate muy bien en tus gestos y en que los detona y descubre si les pasan cosas semejantes a quienes te rodean.

Para ayudarte en esto puedes buscar documentación y teoría acerca del lenguaje corporal y compararla con la realidad. Por ejemplo, si hablas con alguien y éste se cruza de brazos suele indicar que está enfadado, que no está de acuerdo con lo que le dices o, sobre todo, que se siente atacado.

Sí está asustado o muy triste es normal que sienta una presión en el estómago y que sus manos se pongan frías. Debes fijarte en todo.

#4 Empieza a controlarte.

Una vez hayas descubierto qué emociones detonan tus sentimientos y acciones, y puedas hacer lo mismo con las personas que te rodean, es momento de aplicar todo esto a tu vida diaria.

Piensa cómo te gustaría que vieran los demás cuando estás molesto, cuando estás triste, cuando estás bajo estrés o en cualquier situación y práctica frente al espejo.

Esto te permitirá, por ejemplo, ser menos violento cuando estás muy enfadado, o ser demasiado meloso cuando estás enamorado y mejorará tu relación contigo mismo y con quienes te rodean.

manejo emocional motivación

Además, una persona en control de sí misma no sólo suele ser un líder nato, sino que es hasta 10 veces más atractiva para el sexo opuesto.

¡Y hemos llegado al final! Te invitamos a que busques desarrollar con estos pasos un buen manejo emocional ¡y nos cuentes cómo te fue!

A %d blogueros les gusta esto: