Saltar al contenido

Los Hábitos – ¿Que son? ¿Cómo se forman? y ¿Cómo los podemos cambiar?

Estoy seguro que en muchas ocasiones has intentado cumplir algún propósito en tu vida cómo: Hacer ejercicios regularmente, comer más sano, levantarte temprano, ser más disciplinado, etc. Al intentar comienzas con muchas ganas y fuerzas pero al pasar los días, como que caes en la misma rutina anterior dejando tus propósitos de lado.

 

Esto provoca que de forma consciente quieres ir hacia una dirección, pero por alguna extraña razón como que no tomas las acciones acordes con los resultados que deseas.

¿Y por qué sucede esto?

Lo que sucede es que nuestra vida se compone de hábitos algunos son positivos y otros negativos. Es de gran importancia que tengas este conocimiento sobre los hábitos ya que conociendo que son los hábitos, cómo se forman y cómo se pueden cambiar puedes construir buenos hábitos en tu vida que te faciliten el camino para lograr lo que te propones.

¿Qué son los hábitos? 

Los hábitos son el resultado de una acción que repites frecuentemente de forma inconsciente. Son acciones repetidas que forman reflejos condicionados o sea acciones que realizamos de forma automática que no requieren de mucho esfuerzo ni motivación para realizarlas.

Algunos ejemplos son:

  • Lavarte los dientes en la mañana
  • Hacerte café en la mañana
  • Apagar las luces antes de irte
  • Encender el radio del auto
  • Quitarte los zapatos cuando llegas a la casa
  • La forma en como hablas con tus familiares o amigos

En fin un sin números de pequeños hábitos que conforman nuestra vida. Estos hábitos aunque parecen poco significante, ejercen un enorme impacto en la vida, en el cuidado de la salud, el logro de metas y la relaciones personales.

¿Cómo se forman los hábitos y para qué sirven?

Los hábitos se forman repitiendo una misma acción durante un periodo de tiempo aproximadamente de 30 días, pero el tiempo varía según la persona. Esto significa que realizando una misma acción durante un tiempo aproximado de treinta días se forma un hábito.

Según los científicos, los hábitos aparecen porque nuestro cerebro está siempre buscando formas de ahorrar esfuerzos. Cuando haces algo rutinario, el cerebro no toma decisiones, se relaja y descansa. Esto es muy provechoso cuando se trata de lavarse los dientes en la mañana o tomar las llaves del coche para irnos, pero es negativo cuando se trata de un hábito que no queremos  y a menos que no luches conscientemente con esos hábitos negativos se te será muy difícil deshacerte de ellos.

Debes entender que los hábitos nunca desaparecen. Esto es bueno, porque te acordarás de montar en bicicleta aunque pasen 10 años que no montes uno, pero es malo, porque seguirás recordando el placer que te daba fumar aunque haga 10 años que no fumas. El problema es que el cerebro asimila hábitos, pero no sabe distinguir cuáles son buenos y cuáles son malos. No se puede eliminar un hábito lo que sí podrás hacer es sustituir un hábito por otro más productivo.

Ahora imagina por un momento que lo que antes te costaba mucho trabajo realizar ahora no te cueste tanto esfuerzo realizarlo y sean parte de tu día normal. Esto es que lo que puedes hacer con este conocimiento, ahora puedes crear conscientemente aquellos hábitos que te beneficien.

Aquí les dejare una pequeña fórmula muy fácil y sencilla que te ayudará a reemplazar un hábito por otro.  Analiza qué hábitos te pueden ayudar a vivir una vida más feliz y productiva y modificarlos. Es aconsejable cambiar solo un hábito a la vez.

¿Cómo cambiar un Hábito?

#1. Hazte consciente de tus hábitos

Lo primero que vas a necesitar estar consciente de tus hábitos, observa todas las acciones que haces diariamente de manera habitual y analiza cuál de ellas no te benefician a alcanzar tus objetivos.

#2. Detecta el Hábito que deseas Cambiar

Al detectar el hábito que te gustaría sustituir, comienza a realizar la nueva acción que te va a beneficiar todos los días, por aproximadamente 30 días consecutivos hasta que se vuelva un nuevo hábito.

#3. Realiza la nueva acción por 30 días

Luego verás que esa acción que antes te resultaba difícil realizar la podrás ejecutar con mucha más facilidad y se te irá haciendo normal hacerlo.

#4. No te detengas

Aunque crees un nuevo hábito, si dejas de hacerlo por un largo periodo de tiempo lo volverás a perder. Es aconsejable seguir una y otra vez las acciones que consideres beneficiosas para tu vida y que te ayuden a alcanzar tus metas.

 

Espero que este artículo sea de gran utilidad, Transforma tu vida desarrollando todo tu potencial, éxito y bendicione.