Saltar al contenido

Ley De Pareto ¿Cómo Aprovecharla?

Ley De Pareto conocimiento

¿Alguna vez has escuchado hablar de la Ley de Pareto? ¿no? ¿sabes por qué todos están hablando de ella? ¡Entonces estás en el sitio indicado! Sigue leyendo, que nosotros te revelaremos todos sus secretos.

¡Presta mucha atención!

No pierdas la oportunidad de aprender sobre Qué es y para qué sirve la PNL (Programación Neurolingüística)

¿Qué es la Ley de Pareto?

Cuando hablamos de la ley de Pareto nos referimos a esa que está directamente en relación el 80-20. Es probable que si no has oído de ella esto te parezca confuso, pero ¡tranquilo! Te lo explicaremos.

Significa que, según la ley de Pareto, el 20% del esfuerzo que hagas debe siempre generarte un 80% de resultados positivos. Esta ley fue propuesta por Pareto (de ahí el nombre de la ley), quién, tras diversos experimentos descubrió que podía aplicar este 20-80 a múltiples situaciones de la vida diaria.

Eso sí, en sus conclusiones explicó que no siempre daba exacta la relación 20% – 80%, había ocasiones donde era un 23%-77%. Pero, sin importar esto, lo más interesante son la diversidad de situaciones donde se podía aplicar y que fue lo que la hizo tan famosa.

Al elaborar su ley, Pareto notó que más del 70% de los patrimonios físicos que había en su país pertenecían a menos del 30% de la población.

Y se dio cuenta que esto se repetía, por ejemplo, en que del 100% de las personas que podías conocer a lo largo de tu vida sólo un 20% podía proveerte de satisfacción y soporte emocional (amistad, amor).

De ahí que la ley implique no sólo dar el 20% del esfuerzo, sino dar más de ese 20% que funciona realmente, para obtener un 80% de beneficios.

Ahora, la pregunta clave es: ¿cómo aplicar esta ley a nuestro día? ¡Observa!

¿Cómo aprovechar la Ley de Pareto en nuestro día a día?

#1 En tu velocidad de pensamiento:

Si aplicamos ese 20-80 debemos asumir que el 20% de los pensamientos que tengamos son los responsables de más del 80% de todas las manifestaciones físicas y emocionales que tengamos (llanto, ira, placer…).

Si esto es así, sólo necesitas optimizar el 20% de tus pensamientos con aquellas ideas que te convienen, por ejemplo, terminar tu rutina de ejercicios, memorizar alguna información, repetir alguna presentación, etc, para asegurar el 80% de tu éxito.

Esto no significa pensar menos, sino que, para que la Ley de Pareto funcione, en vez de pensar en el 100% de tu día, sólo debes pensar en ese 20% de actividades que van a generar todo tu esfuerzo diario.

Así, no es pensar menos, sino sólo pensar en aquello que debes hacer para que puedas lograrlo.

Ley De Pareto felicidad utilidad preparación conocimiento

#2 En tu vida laboral:

Piensa en lo siguiente: en la empresa o negocio que tienes tan sólo el 20% de tus clientes son los ideales, porque cada vez que van comprar o solicitan servicios que generan el 80% de las ganancias totales.

Si esto es así, la solución para optimizar tu vida laboral es motivar a ese 20% de clientes para ampliarlos y para fomentar que gasten más y más dinero, aumentando cada vez más tus ganancias. Todo, sin demasiado esfuerzo ¡es mera lógica!

#3 En tu salud:

Si dedicas el 100% de tu esfuerzo en toda clase de ejercicios lo estás haciendo mal. Sólo tienes que detenerte y pensar qué ejercicios te llevarán a obtener el cuerpo y la salud que necesitas.

Una vez lo hayas pensado, dedica el 20% de tus esfuerzos a ello y verás cómo, en poco tiempo, tendrás hasta un 80% de resultados positivos.

¡Y hemos llegado al final! ¿qué te ha parecido? ¿te animarías a poner en práctica la ley de Pareto en tu vida diaria? ¿te sabes alguna otra forma de hacerlo? ¡compártela con nosotros!

A %d blogueros les gusta esto: